diócesis de san cristóbal de las casas

RESUCITAR CON JESÚS

Hemos concluido la Cuaresma y también el Triduo Pascual. Aunque algunos siguen de vacaciones, en muchos aspectos se va volviendo a la vida ordinaria.

Pero resucitar con Jesús no significa volver a la vida de antes.

Resucitar con Jesús no significa haber superado el “trago amargo” de la muerte, como si fuera algo doloroso para ser cancelado, superado.

Jesús resucitado recuerda a los discípulos cómo “era necesario que el Mesías padeciera para así entrar en su Gloria”.

Jesús resucitado ya no puede morir más; pero nosotros, sus discípulos, mientras sigamos en esta vida terrena, continuaremos participando de experiencias de muerte y de resurrección, hasta que llegue la resurrección definitiva tras la muerte física.

Resucitar con Jesús es encontrar nueva luz y fortaleza en las situaciones difíciles y dolorosas de cada día; es entrar en la vida nueva de la honestidad, del respeto y amabilidad a todos, de la solidaridad con los más necesitados.

El gozo fruto del egoísmo es engañoso y frustrante. En cambio el gozo de la vida nueva en Jesús es consistente y da plenitud.

¡Felices Pascuas de Resurrección!Escribe aquí tu párrafo.