Diócesis de San Cristóbal de Las Casas
Provincia de Chiapas

USO DE TODO LO CREADO: “TANTO CUANTO”

El desarrollo o la aplicación de la propuesta de hoy puede necesitar o merecer una aclaración para precisar a qué nos referimos desde el objetivo o la propuesta habitual de nuestro programa: o sea desde lo que entendemos por vida interior.

¿Qué entendemos por todo lo creado?: puede que la respuesta inicial a esta pregunta sea la de apreciar y contar con lo que la naturaleza nos ofrece, porque luego resulta que también podemos contar con lo que puede estar a nuestro alcance y que ha sido o es un producto elaborado por el ser humano;

Pongamos un ejemplo de cada creación: la fruta, o la carne como algo que la naturaleza nos ofrece; la computadora o el carro como algo  conseguido por el ingenio humano.

Es muy razonable que todos nosotros hagamos uso de las cosas de ambas procedencias.

Pero quien nos sugiere los temas de este programa: hace una aplicación de un criterio nacido del corazón de San Ignacio de Loyola y que se expresa así: usar de la cosas: Tanto  Cuanto.

¿Qué nos quiere decir o proponer lo que es la cabecera de la reflexión de hoy? : que todo lo creado  tiene un límite para cada uno de nosotros: a partir de los criterios o valores que rigen o determinan el caminar de nuestra vida y desde las propuestas de nuestro programa; y que podemos formular así: nosotros queremos usar todo lo creado tanto cuanto  nace, favorece y arraiga en nuestra Vida Interior.

Para nosotros la riqueza no se mide por el caudal del dinero a nuestro alcance o disposición; la riqueza de la vida interior: es aprender a vivir de lo que somos para nosotros mismos, para los demás y para Dios; o tal vez lo que Dios es para: cada quien ahora les habla, y para quienes ustedes que escuchan.

Hermanos: Usemos de todo lo creado “tanto cuanto” enriquece, amplia y fortalece esta dimensión de la Vida que ni la muerte puede eliminar.

Un referente que nos puede ayudar a apreciar y a valorar lo que la vida nos ofrece, para un buen uso de todo lo creado, es: si lo que vivo, si lo que llena mi pensamiento y mi corazón, a pesar de los contratiempos y las dificultades de la vida: siempre va acompañado por la experiencia de  la paz interior:

Nos puede quedar claro que el “tanto cuanto” de la propuesta de  hoy es un  siempre o un  casi siempre en  nuestro caminar.  

Démosle gracias al Señor.