Diócesis de San Cristóbal de Las Casas
Provincia de Chiapas

EL AMOR TODO LO ESPERA

Oyentes del programa Vida Interior: un saludo muy desde el corazón en un programa más de la apuesta por el cuidado y la atención de lo que da nombre a nuestro programa que es precisamente: nuestra Vida Interior.

Si entendemos, o mejor: si apreciamos y somos conscientes de lo que significa el AMOR: que ya forma parte de nuestro ser y de nuestro hacer habitual; vamos a reconocer o a descubrir que al crecer el caudal de Vida Interior en nosotros: lo que llamamos, o entendemos y apreciamos como nuestra esperanza; caemos en la cuenta de que el Amor es como una fuente o un rio de un caudal inagotable;

Cuanto más vives y aprecias: más horizonte se nos abre hacia el más y más, y hacia unos nuevas expresiones de Vida en el Amor en nosotros.

Hermanos oyentes: si así es la dinámica interior del Amor: no podemos conocer por donde y a donde nos puede conducir este caudal de Vida; y así desde esta condición dinámica: la afirmación de San  Pablo: El Amor todo lo espera, es una manera de expresar que: para el Amor no existe un límite por el que necesitemos decir o exclamar: ya basta!..

La vivencia de dejarnos amar por Dios, la de compartir con Él su ser: no admite límite alguno.

Y así desde esta realidad de nuestro mundo interior: la expresión “El Amor todo lo espera” es una vivencia personal, que puede llegar a ser una necesidad: la de permanecer abiertos al ser y al hacer de Dios: para tener que decir o confirmar que este AMOR todo lo  espera como algo gratuito que no proviene de nuestros esfuerzos o propuestas, sino como expresión y vivencia gratificante del AMOR.

Desde el estudio de la emisora diocesana de Radio Tepeyac, quienes platicamos ante los micrófonos: no podemos saber o conocer quienes escuchan o atienden a nuestras propuestas.

Y desde esta constatación: la afirmación que da nombre al tema de hoy: El Amor todo lo espera; hoy o ahora, nos ayuda y nos confirma a percibir: cuál sea o cuál puede ser: el alma o el espíritu de este programa que llamamos Vida Interior.

Es una apuesta por una dimensión que no se asemeja a lo que el mundo moderno o la sociedad actual busca o aprecia como el valor más deseable y codiciado: nos referimos al valor del dinero y al poder que, de contar con él, se adquiere…El Amor que todo  lo espera; nace de otro valor: el de la conciencia, o de la vivencia habitual de reconocernos, de sabernos y de percibir que somos: hombre y mujeres siempre AMADOS POR DIOS.

El Amor que todo lo espera: no es una fantasía, o un deseo irrealizable;  resulta ser la dinámica que hace posible: la Vida De Dios en cada uno de nosotros, porque es el “alma” de nuestra Vida Interior.  

 

 

 

 

Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México, 2017.